miércoles, noviembre 20

Compartiré mi corazón.

Si no pudiese silenciar
mis fantasmas de horas muertas
y soñar flores en jardines milenarios
no tendríamos sonrisas, ni amor,
ni un mundo que nos cobije.

En estratosferas violáceas
sueño tu nombre y me sonrío
como un hombre nuevo.

Compartiré mi corazón
con vos, esta vez…
para poder vivir
y crecer como un árbol
sostenido por un puntal
que se yergue recto

hacia el sol.

No hay comentarios: