jueves, mayo 9

Algunos poemas


No les pidas seguridad.


Cuanto cáncer para extirpar,
cuanto dolor añejo.

Esta noche alargada
de silbidos de bisagras
en puertas corroídas.
Por paredes húmedas
de habitaciones desoladas
en huesos fríos
todo esto es el silencio
del desamparo .

¡Salir!
para ver el sol
donde los muertos traumas
se derriten
ante el astro de la vida.

¿Cuantos quieren una vida
Común?
Vivir, alimentarse, asearse, trabajar
y por que no estudiar…
¿será mucho pedir amar?

Y por aquí la verdad es más cruel:
Frío, frío, frío.
Hambre, hambre, hambre…
no futuro.

No le pidas que planifiquen,
no les pidas respeto,
no les pidas seguridad.

***********

¿Quien te tapea todas las puertas?

¿Fijáte que puertas vas a golpear?...
en donde solo vuelva el eco de la frialdad
o las puertas de la locura.

Saltar abismos donde la miseria es la reina
abofeteado por el sistema.

¿Quien te abre una puerta?
¿Quien te tapea todas las puertas?
¿Abriste tu mente?
¿Y tu corazón?

***********

Vaciarme.

Vaciarme por dentro
para sacar poesía,
torbellino de sentimientos
exprimido de palabras
sangre y tinta.

Vaciarme y sacarme la lacra
y el amor
y el dolor…
y todo.
Sacarme yo
ante la injusticia.

Un arreglo de cuerdas
adormece a mis bestias.

¿Por que llorar en inviernos
por que derramar
mi frustración en cuotas
de doce meses?

Cuando el juego
me encuentra fuera de juego.
 Odio ser espectador.

Me doy cuenta de la chatura
del circo romano
 golpeo mi puño en el muro.

 Me regocijo
en lo cotidiano.

¿Para que ser engranaje de la maquinaria?

Ser un guijarro en el saco de guijarros,
ser una mota de polvo en la tierra…
humilde,
imperceptible.