domingo, junio 24

Hay un sentir que se impone.


Las cuerdas de mi corazón vibran…
mi sentimiento se catapulta
y vuela en aves ávidas.  

Vuela todo vuela
hacia la vida.

Por que vibra mi amor
en el pulso
de tres notas en un acorde.

Sostengo la nota,
sostengo el sol
en el pentagrama de mi alma
y reposo.

Tensiono y resuelvo
para sentir y sentir
con este corazón que vibra.

Tú,  esencia lumínica
de piel blanca
que el rencuentro
te imponga, surjas heroica
y salte la banca de la soledad.

Que amanezcas desde luego
supliendo el manual de soledades
mal escrito
que planteó un problema irresoluto
una encrucijada deprimente
de camas partidas al medio.

En horas…
en días
en sueño
en subsuelos
de corredores
fantasmas
de noches.

Hay un sentir que se impone
en este corazón que
se explaya en música.

No hay comentarios: