martes, agosto 9

Escribir

Concuerdo con el sonido del vacío
me hago eco de la nada
y regalo todas las mariposas de mi pecho.

Sos una flor
que respira
y se abre.

El sueño del tiempo
el dormir y despertar del cosmos
todos esos ciclos
de iras naturales

Vómitos celestiales
cortocircuitos energéticos.

Tengo versos
espasmódicos
síntesis de un poema
que es eterno.

Un libro que fluye:
oscuridad- chispa- luz –oscuridad
principio-libro-final-libro

Todos estos versos se retroalimentan
sería igual no escribirlos.

Eternos silencios.

Escribir…
para mi,
es como elegir nacer.

¿donde?
¿cuándo?

En un vientre,
ciego,
salir desnudo
al mundo helado.

En busca de esos
brazos calidos.

La huella de tu ausencia



En todas partes,
en toda la habitación,
en los caminos que surcan,
en la soledad de la noche,
en el invierno helado…

Hay un rastro tuyo.

Y todo este perfume,
mezcla de realidad
y recuerdo.

[En todo el dolor…
estás.]

Y aunque en realidad
te fuiste hace rato.

Lo que mas pesa,
es tu rastro
la huella de tu ausencia.