domingo, diciembre 25

Igual mi grito se expandirá

Desarmenme,
quitenme el poder
todos lo anhelos
y quedare desnudo
en el desierto.

Las nubes negras
sobre mi cabeza;
las nubes negras
de la mente.

Con amigos es mas fácil
dar vuelta el destino
romper amarras y cadenas
volver al núcleo.

Contame entre tus filas
soy el que busca el cambio
armonicemos en el ocaso.

Trabajo en la fabrica de luz
(huele a flores)
con obreros del espíritu
el universo nos cobija
y enseña.

Todos los ríos
llegan a al mar
el sol evapora al rocío
en la hierba
el amor superfluo
se encausa pero es efímero.

El amor verdadero
es simple y real
no se repregunta y replantea
es un abrazo maternal
germina y brota
de un sentir amplio
de ideales compartidos.

Todavía puedo amar así
(mas allá de la lapidación)
abrazar con un corazón ancho.

Preferís la mercancía
consumir y abarrotarte
llenar habitaciones de cosas
desvivirte por seguridades
alejarte del que sufre.

Es difícil decir esto
porque
el calculo aborrece
al sentimiento.

Como poeta
puedo decir y gritar
con la sangre en el ojo
aunque todo mi grito
sea silenciado.

Igual mi grito
se expandirá
como las ondas que dibuja
una piedra arrojada a un lago…
de corazón a corazón.

lunes, diciembre 19

Se arrojaran al vacío

¡Congela el momento!
¡Para al mundo!
¿Sos sordo?
¿Ciego?
Compraste todos los boletos
Para la picadora de carne.

Llueven las bombas
los niños dibujan y sonríen
los perros y las aves ya dejaron la ciudad.

La prensa inventa fabulas
y las publica en los periódicos.

¿Cuantas verdades vas a ignorar?

Pobres de espíritu
inundan las ciudades
se venden
y se doblegan
nunca transformaran
su descontento
maquillado de confort.

Marchando hacia el barranco
siguiendo al flautista de Hameling
vestido de político de turno
se arrojaran al vacío

¿Vos vas a gritar lo que sentís?

Cantando contra todo método
que segregue, separe o distorsione,
gritando contra el poder agonizante…
el pueblo agobiado, ahorcado y agotado.

Indigentes comiendo basura.

No llores…
levanta la frente
y ponte de pie
para construir.

Sedientos de amor.

Entregar lo mejor
no guardarlo
ni enceguecerse
ni caerse
ni callarse.

la palabra y el viento
liberando.

Me sostiene
poder decir

¿Vos vas a gritar lo que sentís?...
y corroer como las olas del mar
las rocas del silencio.

viernes, diciembre 16

Necesito que me cures

Tengo la cabeza llena de mierda
y no es una papelera de reciclaje que puedo limpiar con un click.
Me acostare boca a bajo
a escuchar blues del Missisipi o a Atahualpa Yupanqui,
hacen un efecto parecido en mi
Me llegan a la fibra más recóndita.
Necesito que me cures,
me limpies el corazón
viertas tus lagrimas saladas
y me ames toda la noche.