lunes, abril 25

Noble ser humano

I

Contás las horas, los días, los años…
como un preso.
Medís los metros, centímetros, cuadras,de tus pasos.
Te encerrás en espacios delimitados.

¿Todo eso te hace más seguro?

Confiás en que los pájaros diseminen tus ideas
añoras la novedad de tu hoy y tu mañana.

Frente el espejo de vos mismo
te cacheteas para despertar
del sueño
en este mundo edulcorado.

Romper el molde
salir de la matriz.

II

Todas las noches de tu vida
y barrancas abajo
te instan a batallar
como noble guerrero.

Hay sonámbulos
buscando tu sopapo,
tu voz de trueno
que destruya su inercia.

En las calles,
en el escenario del barrio
en el escenario del mundo.
Buscan tus manos
de hacedor
de constructor.

III

Noble ser humano…
sincero.
Preocupado por
la salud del mundo.

Encontrás tu paz,
en la paz global.

Día a día,
una contribución más
dejando la cárcel individualista
del “Yo” inferior.

lunes, abril 18

Con tu amor

Que zarpado que el corazón no da más
quiere fundirse y que seamos uno.

Por las cosas del desamor y el amor
que quiere mezclarse
y extinguir el llanto con fuego.

El amparo de la soledad desampara
y no es refugio seguro.

Los solitarios pueden ser sabios
(dirían varios filósofos)
pero también tristes (digo).

Con tu amor aflora la sonrisa
y dan ganas de cantar.

viernes, abril 15

El cobarde

No se entiende la cobardía
del violento
que abusa del débil y teme al
fuerte.
Que adula al poderoso
y engaña al pueblo.

Es común y casi corriente
este personaje nefasto
rey en dictaduras y democracias.

Todo lo que se construyo será destruido
por sus manos torpes, inútiles e insensibles.

miércoles, abril 6

Puedo encerrarme

Puedo encerrarme a escribir poesía.
Pasar meses pintando luces y sombras.
Describir paisajes subconscientes…
garabatear, jugar, levantar montañas de sueños.
Proyectar mejorar al mundo encerrado aquí en esta habitación.

¿Y las manos que buscan paz?

¿Vivirán de la luz de mi encierro?

lunes, abril 4

Sos el que tuerce el destino

Todo lo que ves es real.
Y también… todo es ensueño.
Todo el amor.

Sentir pesa más,
que pensar.

Tu mundo
pesa tanto
como el mundo.
Los muertos del día
pesan en tu alma.

Por eso querés
que el mundo se cure.
Por eso tomas las armas
(no de guerra).

El cambio social,
colectivo…
te encuentra:
como el obrero que encausa
caminos nuevos.
Como el capitán
que dirige el timonel.

Sos el que tuerce el destino.

Trabajas dando la vida
para que los hijos de tus hijos
sonrían en un mundo distinto.

En toda esta trama de descreimiento…
de final trágico.
Vas a romper toda esta muerte inminente,
(sin que te importe
todo el cinismo).

Con tu esfuerzo
enfocado hacia la paz.