jueves, junio 24

Cuando nadie lo ve

Ciegos que no ven
cómo batallás
y no te doblegás
ante la primera resistencia.

Si tus hermanos
no ven,
y ciegos son
eso es razón
perfecta
para dejarlos.

Porque solo sos,
ante la indiferencia.
El que rompe las cadenas.

Cuando nadie lo ve.

Ahí estas de nuevo
para prometer
serte fiel.

Por que el hermano
que sentiste
se dio vuelta.

No será la
ultima vez.

Al abrir los
ojos
reconócete
solo en el mundo.

El que desata
sus propios
nudos.

Y así
ante la
intemperie
no dudes más
de tu sentir
profundo.

Comprender
el sufrimiento
que sangra
desde el núcleo

Las voces
bajo tierra
en ríos
de llanto

Todo te dio
forma
a golpes

Y sin
arrepentirte
seguís

sabiéndote
perplejo
en este
espectáculo

del devenir
del
ida y vuelta

Cuando
todo

Irremediablemente

Te sorprende.