miércoles, noviembre 17

mandatos sociales

Se van callando
después
caen como bombas.

En esta varieté
de asesinos…
todos tenemos numero
para rifarnos.

Levantar la mano,
pedir permiso,
y decir… colaboro a la
inconciencia.

Las escuelas
maquinales.

Las rutinas
para
amansar.

Y la larga fila
hacia la picadora
de hombres.

Todos a la embotelladora
a envasarnos y etiquetarnos.

1 comentario:

Fefi dijo...

"Levantar la mano,
pedir permiso,
y decir… colaboro a la
inconciencia."

que buen texto, esta parte es muy acertada.

saludos