viernes, julio 2

En un simple poema

Las letras que se hermanan
y resuenan…
uniéndose
desde el abismo.

La paleta de palabras,
que se aman,
y se mueren
por decir.

Todos esos dichos
que primero pican
en el alma
como una roncha insoportable.

Se sueltan
se dejan
se amansan.

Y terminan…
en un simple poema.

Que a vos siempre
te gusta:

llorar
reír
y cantar.

Hasta el hartazgo.

No hay comentarios: